En muchos estudios de grabación se comete el error de dejar la voz para el final de la producción. Esto es un problema ya que se suele dejar tan solo un día para grabar y las voces son un instrumento realmente delicado que tiene una curva muy distinta al resto de instrumentos.

Un guitarrista, puede estar horas y horas en el estudio de grabación, y si tiene una buena técnica y una buena higiene postural en su instrumento, puede seguir haciendo buenas tomas. Por el contrario, la voz tiene un tiempo limitado para grabar. Desde nuestro estudio de grabación solemos ser muy cuidadosos intentando aportar mas tiempo a la grabación vocal, dejando descansar, y facilitando la hidratación para evitar la fatiga.

Si una voz se quiebra, puede tardar varios días en volver a estar en plenas facultades, lo que puede complicar una producción musical. Además la voz es el único instrumento que, para bien o para mal, todo el mundo entiende. No todo el mundo es capaz de detectar una errata en una toma de percusión, sin embargo, en una voz, al mínimo desafine nuestro cerebro lo detecta y puede llevar al traste el resto de producción por muy bien ejecutada que esté.

Teniendo en cuenta todo lo mencionado en éste y otros artículos, os doy los siguientes consejos:

Preparación de la grabación

Antes de ir al estudio de grabación, debéis conocer la canción. Tenéis que ser capaces de cantarla con naturalidad y sin leer. Es importante que no estéis pensando en la letra para poder concentraros en la ejecución e interpretación de la canción.

En estas preparaciones previas al estudio, es interesante grabarse con una grabadora, para ir sondeando cómo tenemos de controlada la canción. Esto puede ser de gran ayuda ya que es una foto fija que nos ayuda a encontrar errores y mejorar.

Siempre aconsejo acudir a clases de canto. En pocas sesiones, un profesor nos puede hacer mejorar la postura, la respiración y la técnica y con ello hacer más eficiente la grabación. Esto puede ahorraros muchas horas de estudio, y en definitiva mejorar vuestra voz.

Justo antes de la grabación

Los días antes de ir al estudio de grabación debéis tomaros con calma los ensayos, así como evitar ambientes en los cuales os veáis obligados a forzar vuestra voz. Un buen sueño antes de la grabación, con una buena posición de cuello y espalda os ayudará a estar frescos. Ni que decir tiene el tema del tabaco. No es nada recomendable para la voz. No obstante, debéis dejarlo paulatinamente, ya que si lo dejáis de forma súbita antes de la grabación podéis tener un exceso de mocos.

El día de la grabación

Es el gran dia. Habéis descansado, y estáis dispuestos a darlo todo frente al micrófono. Es importante el calentamiento antes de cantar. Siempre de forma gradual y sin sobreesfuerzos. Debéis ir poco a poco, hidratando con bebidas a temperatura natural. Hay que evitar bebidas frías, carbonatadas o café, ya que pueden no ser beneficiosas y afectar a vuestra voz. Debeis llevar ropa cómoda, sin objetos que puedan generar ruidos tales como pulseras, cadenas, etc

Una vez en el estudio de grabación, lo mas probable es que vuestro productor tenga varias cadenas con varios micrófonos listos, para hacer tomas vocales, y ver la que mas favorezca a la producción. Este es un buen momento para ir tomando contacto con la canción.

Debéis estar concentrados. Intentar aplicar la técnica. Centraros en que no solo estáis cantando. Muchas veces vienen y cantan, pero las producciones que son interesantes, son las que el cantante interpreta. El cantante es un artista que está contando algo, y eso, no se debe hacer de forma plana. Hay que interpretarlo y sentirlo.

Normalmente, el orden de las canciones se suele pactar con el productor antes de empezar. Se suele comenzar grabando lo mas complejo, alternando con algunas canciones más cómodas. Mi recomendación es que no forcéis la voz y que estéis seguros de lo que tenéis que hacer. Esto os ahorrará tiempo y hará que no forcéis ese instrumento tan preciado.

En cuanto a la organización de la grabación de voces, el productor musical o ingeniero de sonido puede plantearos distintas opciones:

Una es grabar varias veces el track completo, y seleccionar a partir de todas las tomas grabadas. Es decir, se escoge de cada toma, el fragmento que mejor haya salido de todas.

La otra es grabar una toma general del track, y a partir de ésta ir haciendo pequeñas tomas en momentos que se pueden mejorar.A continuación se suelen grabar los coros, segundas voces, etc.

En conclusión

La voz es el instrumento mas importante de una producción. Muchas veces, podemos hacer tomas magistrales de guitarras, baterías enormes, líneas de bajo desgarradoras, pero si la voz que las acompaña pincha, vuestro tema pincha estrepitosamente. Me atrevo a decir que esto sucede en el 99% de los géneros musicales. En este aspecto, os invito a que antes de que vengáis al estudio de grabación, penséis sobre estas cosas que os acabo de mencionar. En el caso de que tengáis alguna duda, os recomiendo que acudáis a vuestro productor que sin duda os aconsejará cómo mejorar y potenciar este aspecto.