Cuando una Orquesta se plantea hacer una grabación, debe plantearse los objetivos de la misma. Puesto que no es lo mismo si ésta pretende hacer una grabación de alta calidad, con gran definición y mucho rango sonoro, o si, por el contrario, su objetivo es obtener una producción de corte clásico sin demasiadas pretensiones. Ambas posibilidades son respetables y se pueden conseguir mediante dos técnicas bien conocidas por los ingenieros de sonido,  la grabación multicanal y grabación por métodos estereofónicos.

Pero, ¿en qué consiste cada técnica? ¿Por qué la grabación multicanal se considera mejor opción cuando se busca calidad en la grabación? ¿ Cuales son las ventajas e inconvenientes de cada técnica?

A continuación haremos un breve resumen de las dos posibilidades con sus ventajas y desventajas, pues como experto en el ámbito musical, cuando te plantees grabar, no solo deberás conocer tu instrumento a la perfección, si no que además deberías tener unas nociones básicas de las posibilidades que se te brindan a la hora de grabarlo. De esta forma podrás dialogar y debatir las distintas opciones que te presente el ingeniero de sonido al que vayas a contratar y también podrás pulsar su conocimiento o profesionalidad.

Grabación estereofónica:

Esta es la disposición mas clásica de grabación. Dos micrófonos, dispuestos y enviados a dos canales: izquierdo y derecho.Hemos de saber que el 80% de las grabaciones históricas se han realizado con uno o dos micrófonos. Estos emulan el sistema binaural de escucha de las personas, ya que tenemos dos orejas: la izquierda y la derecha.
La intención es captar la misma posición de escucha del director.
La técnica estereofónica puede parecer una técnica sencilla, ya que aparentemente consistiría tan solo en poner dos micros. Pero esta concepción simplista es una gran equivocación, ya que hay muchísimos factores que influyen en el resultado final de la grabación. Desde la selección de una microfonía adecuada para la pieza, instrumento o sala, la selección de la técnica estereofónica a emplear: ORTF, AB, MS, etc, la disposición y el tamaño de la orquesta, la sala en la que se va a llevar a cabo la grabación, la distancia, posición y altura de los micrófonos respecto a la orquesta, y muchos más factores que un buen ingeniero debe conocer y tener en cuenta a la hora de abordar una producción.
De esta forma, para conseguir el mejor resultado, hay que tener en cuenta muchísimas variantes, que van a influir en la definición, espacio y color de la grabación.

Grabación multicanal:

Esta disposición es la más moderna. Surge a raíz del avance tecnológico de los equipos de grabación. La referencia más cercana que podemos escuchar de las grabaciones multicanal, es la música de cine. Las bandas sonoras utilizan este tipo de sonido, lo que aporta nitidez y cercanía. Este tipo de técnicas tienen una respuesta en graves más acentuada y cercana. En ocasiones, disponemos de más espacio en el estéreo, gracias a las posibilidades de mezcla.
Este tipo de grabación suele ser a partir de un par estéreo principal, colocando refuerzos en cada sección de la orquesta.
Esta técnica, es mucho más compleja, ya que cada sección precisa de una colocación óptima de la microfonía. Ni que decir de una correcta selección de la microfonia, que marcará el caracter y nos aportará realidad en el registro de la música.
La postproducción de este tipo de grabaciones es más larga y compleja. Esto hace que podamos cocinar una mezcla con mas posibilidades y terminar con un resultado mucho más preciso que con las técnicas estereofónicas.
Actualmente, las grandes producciones, se hacen con este tipo de técnicas. Si esta es vuestra expectativa, no existe la posibilidad de hacerlo de otra forma, ya que el sector profesional trabaja con este tipo de acabado, y otro tipo de grabación os relegaría a un nivel inferior. Por buena que sea la orquesta no sonarán igual ambas grabaciones, al igual que no lo haría una grabación con cinta de cassette en comparación a un CD.

El dilema: En muchas ocasiones, los músicos se han formado escuchando las grabaciones de Decca Classics, Deutsche Grammophon o BBC entre otras. Estas grabaciones suelen estar captadas con técnicas estereofónicas, y de alguna forma, llegan a pensar, que ese tipo de sonido es el correcto. Es una cuestión psicoacústica, y de percepción. Debemos ser conscientes, de que los medios de grabación han evolucionado, y debemos aprovecharnos de los avances tecnológicos. No sería lógico seguir sintonizando el dial de una televisión en blanco y negro, por muy buenas películas y grandes clásicos que se producido con la ausencia del color.

Por otro lado, muchos músicos tienen ¨miedo al error¨, y las técnicas de captación de estéreo, a veces, ayudan a ¨disimular el error entre ecos¨. Esto hay que valorarlo, y decidir sobre ello, ya que en algunas ocasiones, la orquesta puede ser semi-profesional y tener este tipo de problemas. Lo óptimo es hacer una grabación en la que no haya errores, y eso nos lleva al anterior artículo publicado sobre la preparación del músico ante el directo.

Grabación con pares estéreo:

Ventajas

-Precio: Esta suele ser más asequible, ya que los medios necesitados son inferiores y la postproducción es más sencilla.
-El despliegue dentro del escenario es más sencillo. Normalmente, se suele disponer de un par de pies de micro, o una jirafa. Esto es algo a valorar, cara a la puesta en escena que se requiera.
-Históricamente, esta es la referencia sonora que tenemos. Pese a que pueda tener algunas deficiencias, puede servirnos para presentar trabajos e incluso, para editar algún CD.
-Si tocamos en una sala con una buena acústica, ésta la reflejaremos en la grabación. En este tipo de proyectos, es fundamental el entorno, ya que nos va a caracterizar la grabación.

Inconvenientes

-La edición es mínima. Lo que graben los micrófonos es lo que se editará. Es una fotografía, en la que si nos movemos, saldremos mal. Y hay poco photoshop que aplicar.
-Sensación espacial ajustada. Es una decisión que se ha de tomar antes de la grabación, según la técnica a utilizar. Una vez grabemos, no podremos retomar.
-Captación de la acústica de la sala. Esto puede ser un pro o un contra. En ocasiones no se dispone del mejor lugar para llevar a cabo una grabación, de hecho es uno de los problemas más habituales, por lo que es importante valorar las posibilidades del entorno con cada una de las técnicas.
-Problemas de fase. Esto puede surgir cuando usamos técnicas no coincidentes.

¿Cúando se podría recomendar este tipo de grabación?

– Conciertos, ya que no despliega muchos elementos dentro del escenario, y puede servirnos para inmortalizar ese momento o esa ocasión.
-Lo mejor para este tipo de disposiciones es contar con músicos con gran nivel, ya que luego no tendremos posibilidad de edición de volúmenes dentro de las secciones. Como suene, se quedará.

Grabación multicanal

Ventajas

-Mayor presencia y cercanía. Podremos disponer de cada elemento por separado para la postproducción, lo que nos da más capacidad a la hora de posproducir la grabación.
-Mayor definición. Nos permite mostrar más cercanía y más presión sonora respecto a los instrumentos. Esto nos aporta un resultado completamente profesional y acorde a las exigencias discográficas y de programación actuales. Si se quiere competir en el ámbito profesional, ésta es la opción.

Inconvenientes

– El tiempo de preparación es superior. Disponer de 16 líneas de micrófono dentro de un escenario, es una tarea compleja. Y el ingeniero de sonido junto con el responsable de la orquesta deberán obtener los permisos pertinentes de la sala donde se vaya a grabar, para posteriormente poder preparar el montaje.
– Un resultado profesional conlleva costes superiores, dada la complejidad del set de grabación, y la complejidad que conlleva una postproducción grabada con un sistema multicanal.

¿Cúando grabar con multicanal?

-Producciones discográficas.
-Proyectos con gran nivel de acabado.

Cabe destacar que existen técnicas mixtas, que suelen ser con un esquema de pares estereo, con refuerzos en solistas. Existen muchas opciones a la hora de grabar una orquesta. Lo conveniente y recomendable en cualquier caso es acudir a profesionales del sector. Es fácil encontrar a algún familiar/amigo/músico aficionado al sonido, que se ofrezca a grabar el concierto. Hemos de saber que grabar una orquesta, es una tarea compleja, y con muchos pequeños detalles que pueden arruinar una grabación. Por eso siempre es recomendable contactar con Ingenieros de sonido, que conocen el proceso, y están al día de las necesidades de este tipo de proyectos

No olvidéis, que el material que grabéis, será vuestra carta de presentación. Éste puede abriros puertas o cerrarlas. Una buena grabación es el registro de vuestra maestría con el instrumento, pero si ésta se torna deficiente puede resultar dañina para vuestra imagen profesional. Mi recomendación es optimizar  el proyecto, y esforzarse  por conseguir el mejor resultado tanto a nivel musical como a nivel técnico.